¿Qué debemos saber sobre la privacidad de los usuarios?

La membresía se basa en la confianza. Y una de las maneras en que tus miembros muestran que confían en ti es compartiendo su información personal. No importa si es la tarjeta de crédito, la dirección de su hogar o la de correo electrónico: debes tener la certeza de que esos datos están seguros y ser transparente respecto de cómo los usas. 

Al decidir las herramientas y los servicios para gestionar tu programa de membresía, debes tener en cuenta estos tres pasos:

  1. Piensa cuántos datos de las audiencias realmente necesitas. No siempre es buena la abundancia. Y tener demasiada información, sobre todo si es sensible, puede ser riesgoso, especialmente si no la almacenas apropiadamente.
  2. Examina las políticas de privacidad de tus proveedores. ¿Qué hacen con los datos de los usuarios? ¿Hay cláusulas que permiten vender la información a terceros? Evalúa si te sientes cómodo con el manejo que hacen.
  3. Crea tu propia política de privacidad y publícala en tu sitio. También puedes enlazar en tus boletines las políticas específicas sobre los correos electrónicos. Si aceptas pagos en el sitio, quien te provee la seguridad y estándares de datos (PCI DSS) te puede ayudar con un set de buenas prácticas: por ejemplo, estas de Richland Source

Políticas de privacidad de correos electrónicos y la gestión de suscripciones. Es importante tener reglas explícitas sobre cómo usas los emails de tus lectores, que a su vez resultan herramientas clave para que crezca tu programa de membresía. Los lectores deben elegir suscribirse al newsletter o al marketing por correo y darse de baja debe ser fácil y directo.

Ten cuidado con los píxeles de seguimiento. Se trata del mecanismo que usan varios medios para conectar el comportamiento de los usuarios con plataformas como Facebook y Google u otras compañías. Como los consumidores desconfían cada vez más de lo que hacen las grandes plataformas con sus datos, debes ser consciente de cuánta información compartes con ellas. Puedes usar herramientas como Ghostery o Privacy Badger para auditar los mecanismos de seguimiento que hay en tu sitio y comprender mejor qué hacen.

Ten cuidado con las redes de publicidades programáticas. Quizá dan impulso a tus ingresos, pero también pueden ser una pesadilla para la privacidad y vectores de algún programa maligno (malware). Las compañías dedicadas a la programática no resultan confiables para honrar tus valores de privacidad.

Explicita tus valores de privacidad. Puede ser parte de la construcción de confianza con tus audiencias. Por ejemplo, The Markup (medio sin fines de lucro que cubre a las grandes compañías tecnológicas) limita su recolección de datos y define claramente qué información recoge en su sitio: “Prometemos a ustedes, nuestros lectores, que The Markup reunirá tan poca información personal como sea posible cuando nos visiten y jamás monetizaremos esos datos”. Eligió usar el ESP Revue porque puede desactivar todos los mecanismos de rastreo de usuarios.

The Correspondent remarcó que uno de sus principios centrales era minimizar la recolección de datos y sólo catalogaba información necesaria legalmente y para permitir la funcionalidad del sitio.

Así es como lo describió a sus lectores, de forma clara y sencilla:

La mayoría de los servicios online gratuitos hacen pagar al usuario, porque comercializan sus datos personales. En The Correspondent minimizamos la información que recolectamos sobre ti. Sólo recolectamos los datos que nos exige la ley o los que son necesarios para que nuestra plataforma funcione correctamente (como el nombre de usuario y la contraseña). No vendemos esta información a nadie. Nuestros motivos para recolectar datos deben ser explicados claramente. Y allí donde sea posible, los miembros deben tener control sobre esos datos.

Asegúrate de cumplir leyes locales, nacionales e internacionales sobre privacidad. Por ejemplo, California y Europa tienen estrictos requerimientos de privacidad que priorizan el control del usuario sobre su información y su identidad.

Incluso si no operas en una región con leyes estrictas de privacidad, quizá tienes usuarios que residen en ese tipo de jurisdicciones y necesitas cumplir las regulaciones. (Los sitios de algunos medios estadounidenses aún no son accesibles en Europa y ya pasaron más de dos años desde que entró en vigor la ley de privacidad GDPR.)  Aquí tienes un panorama de lo que GDPR implica para los medios.

Si quieres más detalles y consejos sobre el asunto, mira estos materiales: 

El compromiso de recoger una mínima cantidad de información no debe limitar tu capacidad de tomar decisiones basadas en datos para servir mejor a tus audiencias. En este estudio de caso, De Correspondent detalla cómo recurre a la información cualitativa en lugar de usar métodos de seguimiento en su sitio.

 

Cómo hace De Correspondent para cumplir el compromiso de recoger una cantidad mínima de datos de sus audiencias

Invierten mucho en recolectar información cualitativa compartidos voluntariamente por los miembros en lugar de capturar datos cuantitativos.