¿Cómo dotamos de personal a la membresía en tiempos de crisis?

Esta guía se publicó originalmente en inglés en septiembre de 2020, mientras el mundo combatía duramente una pandemia. La crisis sanitaria global puso presión intensa a los medios, incluyendo al personal dedicado a la membresía (¿Cómo adaptamos los pedidos a los miembros y quién está disponible para hacer el trabajo, si estamos todos manos a la obra? ¿Cómo podemos movernos hacia los eventos online, especialmente si nadie del equipo tiene experiencia en ello?).

Cuando se trata de dotar de personal a la membresía en tiempos de crisis (ya sea una pandemia, un incendio forestal o una tragedia local), MPP reconoce que no siempre podrás resolver el problema con una reunión multidisciplinaria.

En cambio, MPP considera que los medios deben preguntarse qué tareas relacionadas con la membresía son realmente necesarias en el nuevo contexto y usar la respuesta para crear una lista de cosas para dejar de hacer. Se trata de una idea tomada del Milwaukee Journal Sentinel y adaptada. Puedes crear la lista haciendo lo siguiente:

  • Repasa las metas de tu estrategia de membresía. Las tareas previstas que no se relacionan al menos con un objetivo de tu estrategia, pasan a la lista “dejar de hacer”. 
  • Las tareas previstas alineadas con algún objetivo de tu estrategia pero que no están funcionando, también se dejan de hacer.
  • Las tareas que cumplen con objetivos de tu estrategia y están funcionando o han funcionado, pero para las cuales ya no tienes las habilidades necesarias, también corresponde dejar de hacerlas.

Despejadas las tareas que dejarás de hacer, tienes espacio para dedicarte a las que efectivamente contribuyen a los objetivos de tu estrategia de membresía y para las cuales tienes los recursos y las habilidades necesarias.

Por ejemplo: en marzo de 2020, cuando ya estaba claro que el COVID-19 alteraría la vida en el Reino Unido, The Bristol Cable organizó un análisis FODA para determinar la mejor manera de aportar valor a su comunidad y proteger al medio durante la crisis.

Según el jefe de membresía y distribución, Lucas Batt, debían enfocarse en las tareas que ayudaran a sus miembros y a la comunidad de Bristol a desenvolverse en la pandemia. Las demás tareas pasarían al asiento de atrás.

Tras una encuesta para saber qué clase de cobertura sobre el coronavirus buscaban los miembros, Batt y su colega Matty Edwards lanzaron el boletín “Coronavirus en Bristol” (primero semanalmente y luego cada 15 días) que incluía noticias locales sobre la pandemia, más sondeos regulares y convocatorias a los miembros. El boletín propició mucha participación, entonces Batt y su equipo debieron dedicarse a responder correos electrónicos de los miembros y a los resultados de las encuestas. Para otorgar prioridad a estas tareas, el medio puso en pausa la producción de eventos y su edición impresa.

Durante una crisis, establecer qué harás y qué no mediante consultas a tus miembros y el ejercicio de cierta forma de priorización te permite ser claro con tu personal y con tus audiencias respecto de cómo reaccionas, y te ayuda a encontrar tu lugar en la situación.