¿Cómo llevamos a cabo nuestras mejores ideas?

Ahora que ya sabes en qué metas e ideas quieres concentrarte, debes volcar esas ideas a lo que en pensamiento de producto se denomina “hoja de ruta”. Las hojas de ruta son documentos de planificación a largo plazo que te brindan un plan concreto para convertir tus ideas en realidad. Si tu medio ha decidido lanzar un programa de membresía, te convendrá desarrollar una hoja de ruta que te conduzca hasta el lanzamiento.

La capacitadora de MPP y consultora de medios Emma Carew Grovum creó un manual destinado a desarrollar tu propia hoja de ruta para nuestros socios del Membership in News Fund. Y aquí tienes una plantilla de hoja de ruta de Airtable.

Estas son las líneas principales de Carew Grovum para hacer una hoja de ruta:

  • Usa un cronograma. Puedes desglosarlo por semana, por mes, por trimestre o por año. No importa cuán lejano llegue tu plan, debes alinear el cronograma con el esquema de sprints de tu equipo para que puedas coordinar el trabajo.
  • Establece categorías. Esto definirá qué monitoreas y planificas con la hoja de ruta. Estas categorías pueden hacerse por equipo, por comisión, por producto, por tipo de tarea, etcétera. Independientemente de eso, debes elegir un sistema sencillo y quedarte con él.
  • Crea caminos paralelos. Una hoja de ruta te permite ver los planes de varios proyectos al mismo tiempo, lo cual te habilita a priorizar tareas para metas cercanas y a largo plazo.

Carew Grovum y Pierre Liebovici, editor de engagement de Mediacités, hicieron una presentación con los pasos para construir una hoja de ruta para ese medio francés:

  • Hicieron una lista de las cosas que estaban funcionando y las que no. 
  • Pusieron las cosas que no funcionaban en una matriz urgente/importante para visualizar lo que debían abordar inmediatamente.
Urgente No urgente
Importante

Aumentar los ingresos provenientes de los miembros para ser sostenible.

Falta de indicadores clave de rendimiento (KPI) para medir la conversión y retención de miembros.


Nuestros periodistas publican investigaciones sin evaluar las necesidades informativas de la comunidad.

Nuestros periodistas publican investigaciones sin evaluar las necesidades informativas de la comunidad.

Parte del personal aún debe convencerse sobre los beneficios de la membresía.

Falta de tiempo para responder y gestionar todos los aportes de nuestros lectores.

No importante

Incremento de la cantidad de nuevos miembros en las últimas seis semanas debido a una campaña de membresía.


Experimentar con nuevas narrativas para contar mejor nuestra historia.

  • También usaron una matriz impacto/esfuerzo para evaluar qué tan grande era cada proyecto. (En un equipo pequeño como Mediacités resulta difícil encarar dos proyectos de alto esfuerzo al mismo tiempo, aunque ambos también sean de alto impacto).
  • Identificaron dos prioridades para el trimestre:
    1. Solucionar la falta de KPI (indicadores clave de rendimiento) para la conversión y la retención, un ítem urgente e importante que requería poco esfuerzo.
    2. Aumentar los ingresos vía miembros para ser sostenibles, un ítem urgente e importante que implicaba esfuerzo alto.
  • Identificaron metas de corto y largo plazos para cada una de esas prioridades y les asignaron fechas límite.
  • Desglosaron las metas en tareas que debían realizarse y también les asignaron plazos.
Esfuerzo bajo Esfuerzo alto
Alto impacto

Falta de indicadores clave de rendimiento (KPI) para medir la conversión y retención de miembros.


Nuestros periodistas publican investigaciones sin evaluar las necesidades informativas de la comunidad.

Aumentar los ingresos provenientes de los miembros para ser sostenible.

Incremento de la cantidad de nuevos miembros en las últimas seis semanas debido a una campaña de membresía.

Bajo impacto

Experimentar con nuevas narrativas para contar mejor nuestra historia.


Falta de tiempo para responder y gestionar todos los aportes de nuestros lectores.

Parte del personal aún debe convencerse sobre los beneficios de la membresía.

Tu hoja de ruta debe desglosar tus mejores ideas en tareas, junto con estimaciones de cuánto demandará realizarlas. 

A menudo las hojas de ruta ocupan varios meses y requieren más que una fecha de inicio y una fecha de culminación. Necesitarás plazos graduales para avanzar según lo planeado y para aprender en el camino, adaptando tu tecnología y tu estrategia a medida que descubres qué funciona.

Muchos equipos de producto trabajan para ejecutar sus ideas en ciclos de una a cuatro semanas denominados sprints. El concepto de sprint es popular en el desarrollo ágil de software y ahora lo usan varios medios para priorizar y ejecutar sus ideas.

Usar los sprints para estructurar el trabajo es útil porque dividen los grandes proyectos en partes más pequeñas y lo hacen poniendo a todo el equipo en el mismo cronograma. Esto te ayuda a estandarizar los intervalos sobre los cuales mides los resultados y haces pruebas, lo que resulta esencial cuando tu medio intenta mantener múltiples productos editoriales en varios equipos.

Asignarás las tareas identificadas en la hoja de ruta a un intervalo de sprint específico (o múltiples intervalos, si las tareas son especialmente grandes).

Cada equipo elige una duración de sprint de acuerdo con lo que quiere lograr y los recursos de los que dispone. Más allá de lo que decidas, debes mantener el ritmo de tus sprints constante en el tiempo. Por lo tanto, elige una cadencia que funcione incluso si tus productos crecen en complejidad. Concéntrate en cuánto te demandará finalizar un pedazo significativo del trabajo, como por ejemplo organizar un focus group para que te ayude a diseñar tu programa de membresía o elegir una herramienta para procesar los pagos de tus miembros.

Por cada sprint, desarrollas y lanzas un pedazo significativo del trabajo, evalúas cómo funciona y decides si estás satisfecho, si quieres pulirlo más o si te mueves hacia el siguiente tramo del trabajo de acuerdo con tu hoja de ruta. 

Muchas redacciones organizan sprints en torno a intervalos de tiempo, pero no es la única manera de definir el comienzo y el final de un sprint. Scalawag, un medio de Carolina del Norte que cubre el sur estadounidense, tiene una estrategia enfocada en eventos para el desarrollo de su membresía. Planifica ejecutar sus eventos en series, por lo que tenía más sentido alinear sus sprints con ese esquema antes que con tiempos específicos. Lee el estudio de caso para saber cómo hizo Scalawag para adoptar una metodología ágil a fin de ampliar su membresía mediante eventos.

 

Cómo hizo Scalawag para crecer a partir de los eventos

Depender solo de newsletters para hacer crecer su membresía era demasiado poco para Scalawag, cuyo objetivo es