¿Cómo nos aseguramos de no ser “extractivos” o invasivos?

Tus audiencias no son voluntarias, sino colaboradoras. Sus contribuciones no implican trabajo gratis, sino acuerdos para dar y recibir. Las oportunidades de participación deben ser mutuamente beneficiosas y los colaboradores deben recibir un reconocimiento significativo por su apoyo. Sin esto, te arriesgas a que tus audiencias se sientan usadas e incluso más desconfiadas de tu medio que si directamente no hubieras convocado ninguna participación.

Además de poner las motivaciones de tus audiencias en el centro de tu planificación, hacer unas preguntas sencillas al comienzo de tu trabajo puede colaborar mucho para establecer una relación mutuamente beneficiosa:

  • ¿Qué podemos ayudarte a hacer?
  • ¿Cómo podemos dar lo que necesitas? (Software, capacitación o espacio físico para trabajar; en Alemania, CORRECTIV abre a sus verificadores una cuenta oficial de correo electrónico).
  • ¿Cómo podemos ser respetuosos de tu tiempo?
  • ¿Cómo te gustaría ser reconocido?

Algunos medios ofrecen a los colaboradores una membresía gratuita o ponen su firma en el artículo. City Bureau, CORRECTIV y el Bureau Local brindan no sólo posibilidades de participación sino además capacitación, lo cual abre la oportunidad a quienes no poseen las habilidades necesarias pero desean aprender. Al menos hasta agosto de 2019, CORRECTIV pagaba a sus verificadores de 50 a 70 euros por artículo y City Bureau pagaba 16 dólares por hora a quienes documentan las reuniones públicas e incluso ofrece una compensación si el encuentro se cancela.

La guía para una reportería menos “extractiva” de la Universidad de Wisconsin propone 12 reglas para los periodistas que trabajan con la comunidad. Desde “conoce qué llevan a la mesa tú y tu medio (para bien o para mal)” hasta “aborda apropiadamente los huecos de información que tienen tus fuentes”, estas reglas se adaptan fácilmente a la cocreación más allá de las entrevistas.