¿Cómo testeamos nuestras ideas?

No sabrás si una idea funciona hasta que la expongas frente a los miembros. No hay reemplazo para la información del mundo real. Pero no querrás destinar todos tus recursos a algo sin saber que estás en el camino correcto.

La mejor estrategia para lanzar productos efectivos para tu membresía es probando y aprendiendo. Si quieres usar la estrategia de pruebas y aprendizaje para desarrollar y lanzar un producto, posiblemente necesites crear un producto mínimo viable (MPV, en inglés): es una manera de probar tus ideas en el mundo real. 

Los productos mínimos viables no deben ser perfectos. Son la expresión más básica de tu idea o producto. Al desarrollar un MVP, concéntrate en las que pienses que son sus características más importantes. Haz una lista muy ajustada y enfocada. Puedes agregar capas con funciones adicionales luego de testear tu concepto.

Un MVP sencillo también es útil porque puedes establecer fácilmente los vínculos entre tus acciones y el impacto generado. En otras palabras: con suerte, será más sencillo para los miembros comprender tu MVP y para ti, interpretar cómo la gente reacciona.

Dividimos el proceso de diseñar un MVP en cuatro fases: establecer metas, diseñar tu MVP, lanzar/recolectar datos y evaluar/iterar.

1. Establecer metas claras

El primer paso para lanzar un MVP es fijar metas claras y basadas en resultados. ¿Qué quieres lograr con tu MVP y cómo sabrás si has tenido éxito? Usa los apartados ideación y establecimiento de objetivos en esta sección para aprender del feedback de tus audiencias y luego fijar metas basadas en resultados.

Otro modo de pensar tu MVP es como una hipótesis. ¿Qué información necesitas recolectar para probar o descartar tu hipótesis? Por ejemplo: cuando el Daily Maverick de Sudáfrica lanzó su MVP de donaciones, su objetivo era contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿La gente apoyará económicamente de forma constante?
  2. ¿En qué parte de nuestras plataformas están los lectores más comprometidos?
  3. ¿Qué mensajes sobre la membresía tienen más resonancia?
  4. ¿Cómo afectan a los registros la posición de los botones y los esquemas de colores?
 

Cómo hizo Daily Maverick para poner a prueba sus hipótesis sobre la membresía antes del lanzamiento

Daily Maverick aprovechó una demora en el lanzamiento del programa de membresía para responder a algunas preguntas que tenía sobre sus poten

2. Diseñar tu MVP

Un MVP sencillo es buenísimo porque puedes obtener claramente información clave entre tus ideas y el comportamiento de las audiencias. Y puedes diseñarlo y lanzarlo relativamente rápido.

En su guía para tomar más decisiones basadas en datos para la membresía, la instructora de MPP Federica Cherubini aconseja hacer las cosas simples a fin de determinar la relación entre la acción y el impacto en las audiencias:

Es importante recordar que hay que introducir de a una variable, de modo que puedas comprender qué estrategias funcionan y cuáles necesitan modificarse. Por ejemplo: si estás testeando qué plataforma convierte miembros de mejor manera, asegúrate de usar expresiones iguales o muy similares en cada llamado a la acción (el mensaje puede variar un poco, pero el tono debe ser coherente). Una vez que ya has testeado las plataformas, puedes probar qué mensajes funcionan mejor usando distintas expresiones en la misma plataforma.

3. Lanzar tu MVP

Cuando ya has establecido cómo quieres testear tu MVP, entonces lánzalo. Aquí te ofrecemos una lista breve y de ningún modo exhaustiva sobre cómo poner tu MVP frente a las audiencias:

  • Herramientas como Google Optimize se enganchan con Google Analytics y te permiten hacer pequeñas pruebas en tu sitio. Esto es útil si quieres testear un MVP referido a una nueva clase de llamado a la acción, por ejemplo.
  • La mayoría de los proveedores de servicios de email (ESP, en inglés) te permiten hacer pruebas A/B en sus sistemas para testear lo que pones en el asunto, el nombre del remitente y la hora de envío.
  • Las plataformas de gestión de redes sociales permiten todo tipo de pruebas, desde el texto hasta la vista previa de una imagen.
  • Hay herramientas como InVision y TestFlight que te permiten testear versiones preliminares de aplicaciones y experiencias digitales.

The Narwhal de Canadá usó una prueba A/B para calibrar si los potenciales miembros reaccionaban mejor a una invitación que decía “Hazte miembro” o a otra que decía “Hazte narval” (un juego de palabras con el animal al que refiere el nombre del medio). De este modo evitaron las suposiciones al elegir la mejor fórmula para dirigirse a sus audiencias.

 

Cómo hizo The Narwhal para adoptar una mentalidad de prueba y aprendizaje

The Narwhal ha desarrollado un ritmo para implementar pequeñas pruebas que le permiten optimizar cada etapa de su embudo de conversión.

Algo clave para recordar al testear es que para obtener un resultado significativo debes brindar tiempo suficiente y tener los probadores correctos.

Debes asegurarte de que la gente que vea tu MVP coincida con el tipo de audiencias que esperas que lo adopte. Si el público al que apuntas está integrado por estudiantes universitarios, no testees tu MVP exclusivamente con profesionales. Si diseñas algo específicamente para llegar a una audiencia subrepresentada, debe haber integrantes de esa audiencia entre tus probadores.

4. Evaluar los resultados e iterar

Dependiendo de la naturaleza de tu prueba, probablemente debas mantenerla al menos por un sprint. Posiblemente necesites más tiempo: es importante resistir el impulso de cortar si unos pocos reaccionan mal. Haz el esfuerzo de poner en perspectiva la crítica negativa, comparándola con la cantidad total de gente que participa en la prueba. 

Hay situaciones en las que debes cortar antes debido al impacto negativo sobre tu negocio: por ejemplo, cuando una prueba ha generado problemas en tu posicionamiento en las búsquedas o en tus ingresos publicitarios. Pero, en general, obtendrás los mejores resultados si dejas que la prueba siga su curso.

Al culminar tu primer test, debes evaluar los resultados y mejorar tu MVP.

Repasa los objetivos que trazaste al comienzo de la prueba. ¿Diste en el blanco? ¿Hubo áreas donde te quedaste corto? ¿Te sorprendió algo? Identifica algunos pequeños cambios que podrían cumplir la meta o mejorarla, impleméntalos y mide qué ocurre. El ciclo comienza otra vez.

Cuando DoR de Rumania empezó a organizar encuentros trasladando su redacción fuera de la capital Bucarest, creó una serie de MVP que fueron creciendo en alcance a lo largo de un mes:

La oferta de tu membresía probablemente cambie con el tiempo, incluso si el programa es exitoso, porque las necesidades y las expectativas de tus miembros cambian. Al implementar un ciclo de prueba y aprendizaje, tu producto de membresía puede crecer junto con tus miembros.

 

Cómo hizo Bridge Michigan para hacer crecer su membresía mediante pruebas

Diseñaron una serie de experimentos dirigidos a cada etapa del embudo de conversión.