¿Cómo trasladamos la participación de los miembros a los cálculos de costos y beneficios?

Una de las marcas distintivas de un medio impulsado por miembros es que tanto las audiencias como los miembros que aportan dinero pueden participar regularmente de formas no monetarias. Y se alienta que lo hagan. MPP denomina a esta práctica “rutinas que involucran a los miembros”. Se trata de algo difícil de monitorear y cuantificar.

De todos modos, como la evidencia surgida fuera de la industria informativa indica que la participación profundiza la lealtad y la retención de miembros, creemos que bien merece la pena el esfuerzo de tratar de medir el recorrido de participación del miembro. El investigador JP Gomes dijo a MPP: “Es posible que midiendo la participación en horas y no en dólares se logre más correlación con el nivel de conexión que la gente siente con el medio”.

Para hacer esto, MPP recomienda medir la participación reiterada, tanto por las audiencias como por los miembros que aportan dinero. Puedes comenzar prestando atención a cuánta gente acepta tus invitaciones a participar, sean pequeñas como responder una encuesta o compromisos de varias horas como colaborar con la verificación de datos. Te sugerimos que construyas tu propia “escalera de participación” para hacer un monitoreo, como estilan muchas entidades fuera de la industria informativa. Visita “Desarrollar rutinas que involucran a los miembros” para más información sobre esto.

Pero también hay un enfoque diferente que puedes adoptar. ¿Cuál? En 2019 el investigador de MPP Joe Amditis exploró cómo hacían las organizaciones fuera de la industria informativa para asignar valor económico a las contribuciones no monetarias. Las estrategias que expondremos (basadas en su investigación para MPP) pueden ayudarte a comprender la profundidad de la relación que tiene un miembro con tu organización y a identificar potenciales activistas y promotores de tu medio.

Crear estimaciones de valor para tus miembros y para ti mismo. Si bien puede ser complicado asignar un monto de dinero al aporte cualitativo de un miembro, eso no implica que no se pueda calcular. ¿Cuánto ahorra el aporte de un miembro en tiempo de tu personal, por ejemplo? ¿O cuánto deberías pagar a un contratista o un autónomo por ese trabajo? La Water Environment Research Foundation creó una herramienta de costos y beneficios para “ayudar en la decisión sobre cómo evaluar los beneficios intangibles de un proyecto o iniciativa”, lo cual permite traducir los beneficios cualitativos a un valor monetario.

Monta un sistema de puntajes para las contribuciones. Si prefieres no estimar el valor en dinero, puedes idear un sistema que otorgue puntos por cada contribución, de modo que puedas tener un panorama del valor relativo y acumulativo a medida que transcurre el tiempo. Incluso puedes permitir que los miembros (o quienes no lo son) canjeen esos puntos por beneficios. Por ejemplo: en el programa Local Guides (guías locales) de Google los usuarios ganan beneficios (como una insignia o el acceso temprano a productos o almacenamiento gratis en la nube) por aportar fotos, videos u otras informaciones a Google Maps. Cada contribución recibe una determinada cantidad de puntos y cuanto más contribuyes, más ganas.

Intercambia membresías por contribuciones relevantes. Esto le pone un valor monetario a los esfuerzos que implican ciertos aportes de los miembros porque tú sabes el precio (y el costo) de una membresía. Si quieres intentar esta estrategia, considera el tiempo, los recursos y los conocimientos que merecen premiarse con lo que vale una membresía y ofrece vías de participación en ese sentido. En España, Maldita considera miembros a todas las personas que han colaborado con la verificación de datos, del mismo modo que considera miembros a quienes hacen un aporte económico recurrente.

 

Cómo hizo Maldita para recurrir a los “superpoderes” de sus miembros para verificar datos

Maldita elimina a los trolls que tratan de destruir su verificación de datos pidiéndoles a quienes responden que carguen pruebas de sus cred