El personal para la estrategia de membresía

¿Quiénes en tu medio harán todo el trabajo que recomendamos en este manual? ¿Qué recursos humanos se necesitan para poner en marcha la membresía y mantenerla exitosamente?

No hay respuestas sencillas. Existen decenas de variantes para los puestos de trabajo relacionados con una membresía, desde director hasta encargado de desarrollo pasando por especialista en crecimiento de audiencias. 

También existen variantes respecto de qué lugar ocupa la membresía en una organización. En algunas es un puesto de nivel ejecutivo y en otras es apenas una de las tareas de alguien que tiene una función más amplia, como un editor de engagement. 

Los roles relacionados con la membresía pueden situarse en el área editorial, en desarrollo de audiencias y engagement o en comercial. Esto tiene implicancias en el conjunto de tu estrategia de membresía. Un rol que reporta al área comercial probablemente tendrá un foco en la generación de ingresos, mientras que si depende del área editorial se concentrará más en la relación con las audiencias.

Las responsabilidades de la membresía también pueden estar dispersas en una organización. MPP considera que si buscas un modelo “grueso” de membresía (donde los miembros pagan, pero también participan activamente), entonces debe vincularse a múltiples áreas y no puede ser contenido en un solo rol, e incluso en un solo departamento.

En función de esa variedad, MPP se refiere a los empleados que trabajan en la membresía como “personal dedicado a la membresía”. Según la Guide to Audience Revenue and Engagement (guía para el engagement y el ingreso vía audiencias) del Tow Center, se trata de “profesionales que destinan una parte de su trabajo o todo a dialogar y trabajar con miembros y otra gente que apoya a la organización, incluyendo redactores, editores de redes sociales, programadores, recaudadores de fondos, encargados de proyectos y programas, diseñadores e investigadores de usuarios”.

Sea cual sea la versión de membresía que pretendas, MPP reconoce que contratar más recursos de cualquier índole suele ser imposible para los medios pequeños. En emprendimientos unipersonales (cada vez más comunes) contar con el personal para una membresía puede ser extremadamente difícil.

Por estas razones, dotar de personal a una membresía es un escollo importante en los medios impulsados por miembros.

Y debido a semejante dificultad, esta sección comienza con el foco en las habilidades para la membresía. Contiene recomendaciones para detectar qué habilidades resultan fundamentales y cuáles sería bueno tener. También diferencia entre qué habilidades (y tareas) son necesarias para manejar tu programa de membresía y cuáles para gestionar las rutinas que involucran a los miembros. Y ofrece consejos para definir cuánto tiempo debe dedicar tu medio a cada categoría.
Una vez que has identificado las habilidades necesarias, puedes pensar en los roles y en qué lugar ocupa tu personal dedicado a la membresía. Tal vez descubras que no necesitas contratar gente, sino simplemente trabajar de un modo distinto. Y si finalmente te das cuenta de que necesitas más personal, comenzar por las habilidades y no por los roles te puede ayudar a describir mejor las tareas del puesto laboral que requiere tu organización.

En esta sección, MPP proporcionará:

Una lista de control para montar y gestionar la operación de la membresía.
Un esquema de tareas regulares para gestionar el trabajo de membresía.
Las responsabilidades laborales prácticas de cada rol en una membresía.
Consejos para la resolución de problemas habituales al dotar de personal a la membresía.