¿Qué herramientas para construir comunidad debemos considerar?

La relación con la comunidad está en el centro de la membresía. A diferencia de las suscripciones, la membresía no es un vínculo transaccional sino que apunta al sentido de pertenencia e integrar una organización impulsada por una misión.

Usar herramientas para construir comunidad te permite acercar a los miembros actuales (y a los potenciales) a tus procesos de trabajo periodístico y a incorporar sus voces. Estas herramientas, además, te pueden ayudar a realizar investigaciones de audiencia para tu programa de membresía. 

Al escoger productos para construir comunidad online, debes adoptar el enfoque de las “tareas por hacer”: elige la herramienta en función de lo que pretendes saber de tu comunidad. A continuación, algunas “tareas por hacer” que vinculamos a herramientas en el resto de la sección:

  1. Solicitar aportes de la comunidad.
  2. Comunicarse con los lectores de manera privada, mano a mano.
  3. Acoger debates de la comunidad.

Si quieres solicitar aportes de la comunidad, considera Hearken.

Los servicios de software y consultoría de Hearken ayudan a incluir al público mientras se desarrolla la historia, desde la concepción hasta la publicación, y permite que los miembros de la comunidad sugieran, voten y participen en las coberturas.

Por ejemplo, KPCC-LAist ha usado Hearken para pedir y responder preguntas sobre coronavirus. Para agosto de 2020, esa estación de radio pública ya había contestado más de 4000 inquietudes de su comunidad.

 

Cómo hizo KPCC para responder más de 4000 preguntas de la comunidad sobre coronavirus

Usaron un enfoque "si esto, entonces aquello" para manejar el volumen de preguntas que recibieron.

Si quieres comunicarte con los lectores de manera privada e individual, considera servicios de mensajería como GroundSource, Subtext, Reach de EdNC o aplicaciones de mensajería como WhatsApp.

La mensajería de texto (sea por SMS o por una aplicación como WhatsApp) brinda una conexión directa con la gente en el dispositivo donde pasan la mayoría del tiempo. Los mensajes también pueden ser un modo eficaz para llegar a quienes no tienen acceso a internet. “Las audiencias de mensajería para las entidades sin fines de lucro crecieron 26% en 2019, cuando las audiencias de Facebook aumentaron sólo 4% y las listas de distribución por correo cayeron un 2%”, según la investigación de M+R.

Varias herramientas han surgido en los últimos años para permitir esta clase de contacto entre los medios y sus audiencias.

GroundSource: esta plataforma y servicio de consultoría ayuda a los medios a usar la mensajería para compartir información y recoger perspectivas desde el lugar de los hechos.  

Chalkbeat Tennessee usó GroundSource para avisar por mensajes de texto dónde los padres de Memphis podían conseguir comida gratis durante el confinamiento por el coronavirus. Recurrió a esa opción porque advirtió que muchas de las familias afectadas no tenían acceso a internet o los datos necesarios en su celular para acceder a una herramienta especial que el medio tenía en su sitio. Pero la mayoría podía recibir información por SMS.

Subtext: creada por el Alpha Group de Advance Media, es una plataforma que permite conversaciones vía SMS con los lectores e incluye análisis de métricas y opciones de monetización.

BuzzFeed News usó Subtext para solicitar preguntas de las audiencias sobre la pandemia y con ello creó una columna en su sitio. De esta forma, descubrió qué querían saber sus lectores y respondió con una cobertura a medida. 

Dice una publicación de Subtext en Medium: “Incluso sin necesidad de insistir, BuzzFeed suele recibir muchas preguntas vía SMS. Esto, sumado a algún impulso ocasional, hizo relativamente sencillo recibir preguntas como ‘¿Cuándo está bien no usar barbijo?’ o ‘¿Es antiético embarazarme ahora?’”.

Reach de EdNC: los mensajes constituyen una parte de la plataforma Reach, creada por EducationNC para favorecer distintos tipos de engagement con la comunidad mediante boletines, SMS, encuestas y más.

EdNC usa la plataforma de mensajería de Reach para sondear a sus audiencias cada semana sobre las últimas noticias educativas en el estado de Carolina del Norte.

WhatsApp: muchos medios usan la aplicación de mensajería (que pertenece a Facebook) para compartir con sus audiencias noticias y actualizaciones. Pese a que Facebook puso límites a los mensajes masivos vía WhatsApp como medida contra la desinformación, se trata de una plataforma con amplia cantidad de usuarios. WhatsApp tiene su servicio para negocios, destinado a compañías de cualquier tamaño.

Documented, un medio sin fines de lucro que cubre la comunidad inmigrante de Nueva York, tuvo un popular boletín vía WhatsApp y usó la plataforma para comunicar las últimas informaciones sobre COVID-19. Su fundador Mazin Sidahmed describió el proceso al American Press Institute.

Si deseas acoger debates de la comunidad, usa Coral de Vox Media, Discourse o Crowdstack.

Coral: su plataforma para comentarios “Talk”, de código abierto, posibilita intercambios respetuosos y pensados para la comunidad, con herramientas para moderadores, periodistas y editores de redes sociales. Coral también ha lanzado una herramienta de preguntas y respuestas.

El periódico argentino Página/12 usa “Talk” como beneficio exclusivo para miembros: sólo si te sumas puedes comentar los artículos y dialogar con los periodistas. Este beneficio atrajo nuevos miembros, de acuerdo con Mariano Blejman, el jefe digital del Grupo Octubre, dueño de Página/12.

Discourse: es una plataforma de código abierto orientada al debate y diseñada para funcionar como lista de distribución de correos, foro de discusión, sala de chat y una completa API.

Matt Kiser, quien maneja WTF Just Happened Today, tiene su plataforma comunitaria en Discourse porque es gratis y de código abierto.

Crowdstack: permite acoger comunidades y tiene funciones para segmentar miembros según el rol, para mantener a los miembros conectados, asignar permisos, monitorear actividades y enviar mensajes para construir y mantener comunidades.

The Pennyhoarder, un sitio de finanzas personales, comenzó el desarrollo de su comunidad en Facebook pero mudó las conversaciones a Crowdstack porque quería tener dominio de los datos y brindar más privacidad a sus miembros.